INFORME ANUAL 2015
Punto de vista original

medio ambiente

 Acceda a la Política de EHS

Viscofan tiene un marcado carácter global y actúa en un mundo que crece en términos de población y de consumo, con un mayor uso de recursos naturales y una creciente conciencia social por el uso eficiente de los mismos, que combine crecimiento económico y las necesidades ambientales y sociales para un futuro sostenible. Viscofan reconoce y se compromete responsablemente con la protección y conservación del medio ambiente y con el uso eficiente de la energía y los recursos.

Este compromiso se manifiesta en la política corporativa de EHS  que define los valores de la organización y establece como prioridades:

  • Identificar y cumplir con la legislación y regulaciones aplicables en materia de Medio Ambiente, Salud y Seguridad (EHS) en aquellos lugares donde opera, así como otros compromisos que voluntariamente suscriba Viscofan para la mejora en estos ámbitos.
  • Perseguir la mejora continua en todas sus áreas de operación especialmente en aquellas relacionadas con el medio ambiente y la salud y seguridad de los trabajadores.
  • Usar responsablemente las materias primas, la energía y el agua.
  • Asegurar que tanto la dirección como los empleados y todo el personal que trabaje para la organización o en nombre de ella son conocedores de esta política y son formados en la medida de sus responsabilidades para cumplir con esta política.
  • Establecer indicadores que nos permitan evaluar la evolución de nuestro desempeño en estas áreas.
  • Promover la creación de una cultura de mejora continua en materia de EHS, definiendo objetivos e implantando estándares corporativos.
  • Desarrollar una relación de cooperación con los grupos de interés que facilite el diálogo abierto y objetivo, y que ayude a asumir la corresponsabilidad de todos en estas materias.

Para garantizar la aplicación de los principios contenidos en la política se han desarrollado las Directrices de Gestión de EHS del Grupo Viscofan, que establecen las bases comunes para la implantación de sistemas de gestión de la seguridad y la salud laboral y del medio ambiente. Son un total de 15 directrices que especifican requisitos para otras tantas áreas como la gestión del cumplimiento normativo, la identificación y evaluación de riesgos y aspectos ambientales o la preparación ante emergencias entre otros. 

Diseñadas bajo la filosofía de mejora continua y estándares internacionalmente reconocidos como OHSAS 18001 o ISO 14001, se comenzó su implantación de manera simultánea en todas las plantas del grupo en el tercer trimestre de 2015. El objetivo para la primera mitad del periodo “MORE TO BE” es certificar bajo esos mismos estándares todas las plantas productivas del grupo.

De manera paralela, nuestras plantas más avanzadas en Sistemas de Gestión (Cáseda y Weinheim) ya certificadas según OHSAS 18.001, trabajan para la certificación de sus sistemas de gestión medioambiental según la ISO 14001 en 2016.

Por otra parte, estamos convencidos de la eficacia del diálogo con nuestros distintos grupos de interés para poder conocer las inquietudes y distintas propuestas de mejora que existan en esta materia. Información que además nos sirve para generar la matriz de materialidad del área EHS.

La compañía quiere promover un modelo productivo que apueste por la sostenibilidad en el uso de los recursos en el largo plazo y que contribuya a evitar el cambio climático.

La importancia que Viscofan concede al ámbito de la EHS se refleja en la inclusión en el año 2015 de un indicador específico EHS en la retribución variable de la alta dirección. Este indicador refleja el desempeño de la compañía en la protección del Medio Ambiente, la protección de la Seguridad y la Salud de los trabajadores y el nivel de protección contra incendio de las instalaciones de la compañía, lo cual supone un nuevo impulso para la sostenibilidad.

Asimismo, a finales de 2015 Viscofan se incorporó como firmante al Pacto Mundial de las Naciones Unidas. Nuestro Presidente, D. José Domingo de Ampuero y Osma en representación de Viscofan S.A. trasladó nuestro apoyo a los Diez principios del Pacto mundial referente a los derechos humanos, los derechos laborales, el medio ambiente y la lucha contra la corrupción. En esta declaración Viscofan se compromete a seguir trabajando en la implantación de los Diez principios y a mantener un reporte de sus actividades y progresos en esta línea.

EJES DE ACTUACIÓN MEDIOAMBIENTAL

El Grupo Viscofan trabaja en dos ejes fundamentales que agrupan y guían los proyectos de la compañía en materia medioambiental:

  • La sostenibilidad en el uso de los recursos
  • Contribuir a evitar el cambio climático

SOSTENIBILIDAD EN EL USO DE LOS RECURSOS

En la medida en que el Grupo Viscofan sea capaz de utilizar de manera más eficiente los recursos disponibles, ya sean materias primas, recursos energéticos o hídricos, la compañía estará más cerca del objetivo de sostenibilidad.

Durante 2015 se ha avanzado en el establecimiento de indicadores que nos permitan medir el desempeño de nuestras plantas en cuanto a eficiencia en el uso del agua o la energía.

Gestión del agua

Nos movemos en un entorno de creciente demanda de agua industrial, por lo que la optimización en su uso es uno de los pilares en los que se sustenta la política medioambiental de Viscofan. Tenemos identificados los indicadores clave de gestión con un doble fin: optimizar los consumos de agua en aquellas filiales de la compañía donde sea posible y, por otra parte, mejorar el proceso de depuración de agua encaminado a reducir la carga contaminante de la misma. 

Durante 2014 comenzamos a trabajar en la definición de indicadores para consumo y utilización de agua que ya en 2015 nos han permitido seguir la evolución de los consumos de las distintas plantas y establecer un benchmarking interno para realizar la transferencia de las mejores prácticas de unos centros a otros, al igual que se realiza con la tecnología de producción. 

En 2015, las inversiones y mejoras de procesos encaminadas a una reducción en el consumo de agua han permitido obtener los primeros resultados en Brasil y México con reducciones superiores al 10% en el consumo de agua. 

Con el mismo objetivo se han iniciado proyectos de reutilización de agua en Serbia, Uruguay y China que se espera nos permitan obtener mejoras adicionales.

Considerando los consumos de agua de todas las plantas del grupo, en 2015 se ha alcanzado una reducción superior al 3% con respecto a 2014. 

El ratio de intensidad de consumo de agua (m3/Millón de metros producidos) en 2015 será establecido como base 100 para medir la evolución de nuestra intensidad de consumo de agua en los próximos años y para el establecimiento de objetivos de mejora.

Por otro lado, Viscofan entiende que la gestión adecuada del agua incluye además la correcta depuración de sus aguas residuales y la minimización del impacto de sus actividades en el entorno. En 2015 se han realizado inversiones en materia de depuración de aguas para mejorar la calidad de nuestras aguas de vertido como la nueva planta de tratamiento de aguas residuales instalada en Zacapu (México).

Materias primas y residuos 

Otro eje fundamental de la política de EHS es la reducción de residuos y la mejora en la valorización de los mismos, priorizando aquellos sistemas de gestión que les dan un uso con menor procesado. En este sentido, la utilización eficiente de las materias primas es clave y tiene un doble efecto positivo, tanto para Viscofan como para el entorno. 

La reducción de la generación de residuos y la optimización de su gestión, priorizando la recuperación o el reciclaje frente a otros sistemas como la destrucción o la disposición, tiene que convertirse en los próximos años en otro de los pilares de la gestión EHS. 

Durante el último año, la consolidación de las operaciones en Uruguay y la puesta en marcha de la planta de fabricación de masa de colágeno en Cáseda y la producción de plásticos en México han contribuido al incremento del 2% en nuestra generación total de residuos. Ante las previsiones de crecimiento de la actividad de la compañía en el próximo año, se prevé un aumento en la generación de residuos para el 2016.

No obstante la mejor gestión de los mismos nos ha permitido incrementar el porcentaje de residuos reciclados y reutilizados respecto a los destruidos y enviados a disposición.

Por otra parte, el uso eficiente de materias primas no solo aplica a nuestras plantas de producción sino también a las oficinas de la compañía, donde se promueve un uso sostenible de los recursos. En concreto, a lo largo del 2016 está previsto promover una campaña para la reducción del uso de papel de impresora en las oficinas centrales, como una manera de extender la cultura EHS a otras áreas de la organización.

El Grupo también centra sus esfuerzos en el tratamiento de los residuos para lograr una mayor valoración de los mismos. A pesar de la expansión con dos nuevas plantas y el aumento de output productivo en los últimos años, los esfuerzos del Grupo en este ámbito se reflejan en el aumento de los residuos valorizados desde 2009 y que en 2015 supusieron más del 65% del total de residuos generados.


Este porcentaje es el resultado de múltiples iniciativas a lo largo de todas las plantas del Grupo, como es el ejemplo de la República Checa, que mediante la separación en origen de cada residuo y la búsqueda de soluciones de reciclaje, la planta ha conseguido incrementar el porcentaje de residuo reciclado desde un 8% en 2012 a casi un 70% entre reciclado y reutilizado en 2015. 

Durante 2016 se iniciará un proceso de transferencia de conocimiento en la gestión de residuos desde nuestra planta en la República Checa a otras plantas del grupo con el objeto de replicar sus mejores prácticas en otros centros.

2015 será establecido también como base 100 para medir la evolución del grupo en esta área durante los próximos años.

Por otro lado, en Brasil se está llevando a cabo un proyecto de investigación para el reciclaje de nuestras tripas celulósicas mediante degradación enzimática. El proyecto, realizado en colaboración con nuestros mayores clientes, busca obtener una solución de reciclaje fácilmente aplicable a nuestras envolturas celulósicas una vez utilizadas en la embutición. Durante 2015 se han realizado avances en este proyecto, analizando el comportamiento de diferentes enzimas junto con distintos tipos de pretratamiento para conseguir el mayor rendimiento en el proceso de degradación de la celulosa. 

USO DE LA ENERGÍA. CONTRIBUIR A EVITAR EL CAMBIO CLIMÁTICO

El enfoque de sostenibilidad del Grupo Viscofan se dirige hacia un uso eficiente de la energía con un bajo impacto medioambiental. Deseamos promover el uso racional y eficiente de la energía en toda la cadena de valor de Viscofan, desde nuestras fábricas a nuestros proveedores. Nuestra estrategia para conseguirlo es reducir, simultáneamente, las emisiones de gases de efecto invernadero y mitigar los efectos adversos de estos gases en nuestro entorno. 

Sigue aumentando en todo el mundo la conciencia para lograr un modelo energético sostenible, capaz de reducir las emisiones de CO2 basado en el ahorro, la eficiencia y las energías renovables.

Entendemos que la eficiencia en el uso energético es clave para la consecución de su objetivo de contribuir a evitar el cambio climático. El aprovechamiento del calor, incluso en los efluentes de nuestros procesos productivos, o la sustitución de equipos con altos requerimientos de energía por otros más eficientes forman parte de la estrategia de Viscofan, enfocada a la reducción de emisiones globales de CO2. Reducir nuestros requerimientos de energía y realizar un aprovechamiento máximo en las distintas formas en la que está presente en nuestros procesos. 

Viscofan invierte continuamente en la adopción de nuevas tecnologías más eficientes en diferentes áreas de sus procesos, como es el caso del nuevo sistema de evaporación en Brasil. Este nuevo sistema, que permite reducciones superiores al 50% en la energía necesaria para evaporar cada kg de agua respecto al sistema anterior, es ahora el benchmark del grupo en cuanto a evaporación. En los próximos años esperamos ir ampliando el uso de esta tecnología al resto de las plantas de celulósica.

En el proceso productivo de envolturas, el uso eficiente de la energía es una fuente de ventaja competitiva. En este sentido, el Grupo Viscofan cuenta con centrales de cogeneración en Cáseda (España), con una capacidad instalada de 48MW, otra en Zacapu (México), y otra instalada en 2014 en Weinheim (Alemania). Esta última es una turbina de cogeneración que, sumada a la caldera de vapor inaugurada en 2013, culmina el proceso de transformación energética de Alemania. Esta gestión propia ha permitido mayores ahorros energéticos y productivos. 

Esta transformación supone un hito importante en la eficiencia energética de Viscofan, ya que permite que el Grupo produzca más de la mitad de la energía total bajo sistemas de gestión certificados según la norma ISO 50.001 de eficiencia energética. Este sistema de Gestión de la eficiencia energética nos permite estar preparados para cumplir con el nuevo RD 56/2016 sobre eficiencia energética en lo referente a Auditorías energéticas y que transpone la directiva 2012/27/UE.

Al igual que con el uso de agua y la gestión de los residuos, en 2015 hemos mejorado la calidad de nuestros indicadores incorporando la medición tanto de emisiones directas, como indirectas, por lo que también estableceremos 2015 como base 100 para medir nuestra evolución en los próximos años.

Durante 2015, la mayor disponibilidad de la planta de cogeneración de Cáseda ha hecho que las emisiones totales sean ligeramente superiores en valores absolutos respecto a 2014, si bien desde el punto de vista de intensidad la planta sigue mejorando su eficiencia con la consolidación de las renovaciones de los antiguos motores finalizadas en 2014.

La utilización de la cogeneración como fuente de generación de energía y calor supone una reducción de las emisiones en comparación con otros sistemas como la generación de vapor convencional. En el caso de Cáseda, se ha conseguido un ahorro en emisiones de CO2 superior al 30%.

Entre los proyectos a corto plazo también figura la instalación de cogeneración en nuestra planta de extrusión de Suzhou que nos permitirá seguir mejorando la relación energía consumida/emisión CO2 en el grupo. 

RECURSOS ECONÓMICOS DESTINADOS A PROYECTOS EHS

Este compromiso creciente con la sostenibilidad se pone de manifiesto también en la dimensión financiera, ya que los proyectos de medio ambiente, seguridad y salud que supusieron una inversión de €5,2MM en 2015 y de €4,9MM en 2014, suponiendo un 9% de las inversiones totales, entre las que destacan por su cuantía las destinadas a: la optimización de instalaciones de generación de vapor y energía, la depuración de aguas residuales, la mejora de las instalaciones de protección contra incendios, las mejoras ergonómicas, la reestructuración de los consumos de agua, las nuevas instalaciones para el tratamiento de las aguas residuales, la seguridad patrimonial, etc.

We use cookiesCookies policy. Aceptar

X